Contrato Moviles Movistar

  • Habla a 3 céntimos el minuto con moviles movistar y a 30 céntimos con usuarios de otras compañías

Publicidad

Movistar

Movistar con esta tarifa intenta abanderar su slogan de «como somos más pagamos menos». Sin embargo la dispersión en operadores cada vez es mayor y los precios de la competencia hacen que la tarifa más reducida no llegue a compensar el sobre coste en las llamadas a otros operadores.

Con esta tarifa hablarás a 3 céntimos con los usuarios de movistar y a 30 céntimos con los usuarios de otras compañías, a cualquier hora y cualquier día.

El precio para el envío de sms es el habitual: 15 céntimos por cada sms nacional.

El coste por establecimiento de llamada es el habitual de 15 céntimos de euro.

Esta tarifa tiene un consumo mínimo de 9 euros mensuales.

Por todo lo expuesto sólo sería rentable para usuarios que hablen exclusivamente con moviles de la compañía Movistar.

Hoy encontramos operadores móviles virtuales que han rebajado sustancialmente el precio por minuto, por lo que debes tenerlos en cuenta y valorar hasta qué punto compensa pagar el sobrecoste de las llamadas matutinas.  Así ofrecen tarifas desde los 5 céntimos por minuto tanto Simyo con su contrato a 5 céntimos (pero sin llamadas a cero céntimos a móviles Simyo) o MasMovil en las modalidades de contrato (con un consumo mínimo de un euro),  ambas OMV con cobertura de Orange , e incluso Pepephone (con cobertura Vodafone) se llega a ese precio contratando la tarifa plana de Internet. Incluso en Orange podemos valorar la tarifa básica que nos ofrece llamadas a sólo 9 céntimos por minutos

Resumen:

  • Precio por minuto a movistar: 3 céntimos
  • Precio por minuto a otros operadores: 30 céntimos
  • Precio de establecimiento de llamada: 15 céntimos
  • Precio por sms: 15 céntimos
  • Consumo minimo: 9 euros
Publicidad

Jesús L.

Socio Fundador y Director de Abogado Amigo. Apasionado por las nuevas tecnologías, la comunicación, la telefonía y ayudar a los demás.

2 Respuestas

  1. adolfo dice:

    estoy hasta las narices de agrinza no hace caso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *